Colabore

lunes, 20 de junio de 2016

Otros pensamientos de la música para el día internacional de la música.



21 DE JUNIO: DÍA INTERNACIONAL DE LA MÚSICA. (creada en 1982 por Jack Lang, ministro de cultura de Francia, 1982).

Algunos pensamientos relacionados con la música en esta fiesta.

Las muchedumbres de hoy consumen desmedida música prefabricada. Cada día, esta música contiene más sonidos redundantes, vacíos, artificiales; sin valores éticos, poéticos, armónicos, sin matiz de expresiones, volúmenes, de ritmo, o melódicos. No hay en ella timbres ni coloridos instrumentales; fundidos con volumen para estallar el oído en la actual guerra del sonido; en una barda de publicidad disponible en cualquier medio de comunicación.  Por eso es fácil que nos enamoremos de un archivo digital, no de la música auténtica.

Lástima, hemos sido “domesticados” por la industria audiovisual que deliberadamente desliga la música, de nuestro pensamiento. Es la verdad. Los géneros populares son enlazados repetidamente con otras cosas, pero no con valores universales y artísticos: la salsa a la cama sensual; la balada romántica a la infidelidad y la depresión; la cumbia al “doble sentido impúdico”; la bachata a la lujuria; el reguetón a los órganos reproductores; la música electrónica a las nuevas fiestas y drogas; el rock a la violencia y rebeldía; la música ranchera al alcoholismo, machismo y feminismo; el pop al libertinaje vestido de juventud… pero esto no termina aquí. 

En plena era digital, muchos nos hemos acostumbrado a descargar y reproducir a nuestro antojo “nuestra música digital” en muchos casos, prediseñada para ser “anti-música pro-inconciencia”. Y nos ha creado un egocentrismo musical enfermizo. Nos han adormecido a la sensibilidad y esfuerzo que el músico y compositor de carne y hueso nos ofrecen.
Constantemente debemos callar a muchos, incluso a otros apagar sus aparatos celulares o reproductores, mientras un verdadero intérprete musical trabaja. 

Distraerse o distraer a otros en un ambiente de música viva, es desde todo punto de vista desconsiderado, y falto de cultura. El músico es arte vivo y realidad creadora y cambiante en cada sociedad. Si queremos dejar vivir la música real, brindemos un serio apoyo al músico, dándole un manto de atención y silencio a su arte. Esto es un requisito ineludible.

La música “de fondo” no existe, es en realidad, verdadera música, eje y centro sonoro de cualquier actividad humana.

 

Estamos rodeados de sonidos en la vida cotidiana. Se nos hace tan comunes, que pocos valoramos el milagro de escuchar.

La apreciación de la música requiere nuestro conocimiento y esfuerzo de querer disfrutarla. 

Para poder realmente escuchar, se requiere volver a ser humano, en su concepto más profundo. Pocos cuidamos la capacidad de oír, pues la rompemos con altos volúmenes, y poco desarrollamos también nuestro nivel de escucha. Es necesario humanizar, incluso, nuestro pensamiento ante lo que escuchamos. 

Detengámonos un instante. Limpiemos nuestros oídos como Murray Scheffer sugirió, pero con el silencio, para escuchar nuestro entorno. Busquemos el sonido, el más suave que podamos escuchar. Ampliemos poco a poco nuestro horizonte sonoro. Ahora abramos las puertas de dónde estemos, escuchemos el sonido más lejano posible. Reaprendamos a escuchar. La realidad sonora que nos envuelve es música también.

Si valoramos el sonido, valoraremos la música sea el género que sea.
La música y el musicar, deben ser un derecho humano fundamental durante toda la vida, desde el embarazo hasta el último momento de nuestra existencia.  

Si usted ama la música, aprecie todos los géneros y estilos musicales que le sea posible, con altos criterios de buen gusto y arte, paralelamente a su musicar cotidiano de géneros favoritos. 

Todas las personas, debemos practicar diariamente las destrezas musicales que más disfrutemos. Debemos recrearnos con todo el goce posible, para recibir todos los beneficios biológicos, sociológicos, neurológicos, y psicológicos que la práctica musical genera en cualquiera.
Por cierto… y usted: ¿ya musicó hoy?                  


© Prof. de música Rodolfo López González. 2016. Zarcero, Costa Rica.
Un agradecimiento especial a la proffesora Socorro León por la corrección de estilo.



miércoles, 11 de marzo de 2015

Canciones con valores en idioma español.

Esta es una pequeña lista de canciones con valores universales en español.
Puede utilizarlas dentro del repertorio de trabajo, como análisis de mensaje, o para sus proyectos.
Comparte, crece y fórmate integralmente cantando...

América América. Nino Bravo.
América. José Luis Perales.
Amor sin límite. José Luis Perales.
Bendecid mis amigos. Padre Zezinho.
Cantaré Cantarás.
Cantares. Joan Manuel Serrat.
Canto a la Madre. Pedrito Fernández.
Celebra la vida. Axel.
Cisne cuello negro.  Basilio.
Color esperanza. Diego  Torres.
Compraré. José  Luis Perales.
Cuando quería ser grande. Alejandro Fernández.
Dama del amanecer. Juan Bau.
Digan lo que digan. Raphael.
El amar y el querer.
El amor. José Luis Perales.
El dinero no es la vida. Pedro Fernández.
El payaso. Marcos Vidal.
El progreso. Roberto Carlos.
El vendedor. Mocedades.
Gente. Laura Paussini.
Gigante chiquito. Sergio Denis.
Gracias a la vida. Mercedes Sosa.
Himno de la alegría. .
Hombre. Napoleón.
Jesús es mi pastor. Leo Dan.
Juanes. Odio por amor.
La mujer que amas. Pedro Fernández
La mujer que amo. Los Rancheros.
La otra España. Mocedades.
La vida es un carnaval. Celia Cruz.
Lazos de amistad. Los Diablos.
Así como hoy-Marc Antony-
Mi árbol y yo. Danny  Rivera.
Mi querido mi viejo, mi amigo. Roberto Carlos.
Mi último día.  Tercer cielo.
Navidad. José Luis Perales.
Necesitas saber caer. Francisco y José Luis.
No basta. Franco de Vita.
Puedes llegar. Gloria Estefan.
Que canten los niños. José Luis Perales.
Se busca. José Luis Rodríguez.
Tengo derecho a ser feliz. José Luis Rodríguez.
Todo cambia. Mercedes Sosa.
Todo vuelve. Axel.
Un café para platón. Manantial- Fernando Ubiergo.
Un millón de amigos. Roberto Carlos.
Un ramito de violetas. Gian Franco Pagliaro –
Vive ya. Laura Pausini.
Vive. Napoleón.
Vivir mi vida. Marc Antony.
Vivo por ella. Andrea Bocelli y Marta Sanchez.
Volver a creer. José  José y Yanni.
Yo puedo. Alberto Plaza (https://www.youtube.com/watch?v=uwiuwth7xx8)

jueves, 5 de marzo de 2015

Confieso que cuando empecé a estudiar música en la guitarra, no tenía ni idea del uso del pentagrama, por falta de formación y posibilidades económicas en mi humilde origen campesino. 

Con canciones típicas, religiosas y populares logré iniciarme, y hacer música sencilla como yo,  sin el conociemiento teórico de la academia.

Cuando ingresé a la Escuela de Música de la Universidad Nacional de Costa Rica (U.N.A), el mundo de la música  académica me cautivó y atrapó aún más a mi pasión por la música.
Todo para mí es importante: la sencillez y la teoría.  Hoy forma ambas parte de mi pensamiento musical.

Desde entonces puedo decir que cada día aprendo algo más. 

Me parece innovador y en extremo interesante las propuestas de compositores y teóricos nuevos. El siglo XX trae su propia codificación de composición musical que se revela a lo establecido.

Hoy en el siglo XXI,  una nueva propuesta que además de novedosa es atractiva para el estudiante, se abre paso en España, Portugal, Italia, Argentina entre otros países es:


Numerofonía.

La matemática suena:

-Método Aschero-


Recientemente estaba buscando actividades para trabajar con jóvenes muy enamorados de la música, como lo son los jóvenes del Plan Nacional de mi Liceo, y encontré este método que me parece muy acertado para enseñarles música a cualquiera. (No desecho la lectura musical tradicional, aclaro,  pues es base invalorable para todo mi trabajo y razonamiento musical cotidiano). 

Estoy conociendo el método apenas, por lo que adjunto el video que el mismo Doctor Sergio Aschero nos lo explique.


El Doctor Sergio Aschero propone este sistema en forma gratuita.

Para quién desee, los métodos pueden descargarlos también en forma gratuita en la siguiente dirección (dar click a la fotografía):

http://www.sergioaschero.com.ar/numerofonia.html

Pronto subo algunos trabajos y ejercicios conforme avance en el estudio del método.
El Doctor Aschero me ha facilitado maravillosamente su código por lo que trataré de trabajarlo en honor a su confianza.

Algo de su teoría, en sus libros, resumida o muy básica:






Ejemplo de poliritmia:


Documento completo aquí:  
Ver teoría.


Otro video de cómo se trabaja en Uruguay:



martes, 14 de mayo de 2013

La naturaleza de la música:

La anatomía de la música.

(Profesor Rodolfo López)


El estrés de la vida cotidiana muchas veces añora los sonidos de la naturaleza, de la libertad y del vientre materno y nuestra infancia, donde conocíamos la tranquilidad.
Cierta vez mi hijo me preguntó: “Si existieran los extraterrestres… ¿cómo será su música?”
Respondí sin dudarlo: Habrá que conocer su anatomía, y su entorno, y si escuchan, tienen música. Si tienen dos corazones necesitarían dos pulsos.
Lo explico. 

Ya he defendido en muchos lugares que la música es anatómica. Un pulso de un corazón, un pulso de la música. La música de un pulso nos relaja, dos canciones simultáneas al mismo volumen con dos pulsos nos chocan y sugieren caos.

4 y 2 son los números naturales en el que nuestro cerebro divide más fácilmente la música. Porque gateamos en grupos de cuatro  y caminamos luego a dos pies. La música la subdividimos en partes de 3 (como el vals y la música folclórica de 6/8), o la agrupamos en números binarios,  para ordenarla más fácilmente. El ritmo de la música masiva está generalmente en estas subdivisiones y grupos. Ejemplo: canciones de cuatro cuartos, cuatro compases en cada parte. Es más fácil recordar una idea musical agrupada de esta manera que si pensáramos en grupos de 11, 14 u otro número.

Respecto al ritmo y acento, la música anatómica tiende a decirnos que hay dos grupos: uno simétrico (caminar, baladas, rock, corridos…) y otro con acento (latido del corazón, jazz, música latina, música folclórica de 6/8). Es un hecho que el jazz y la música latina perderían su “sabor”, si se limitaran a la simetría rítmica y de acento. El acento que nuestro cerebro conoce desde el vientre materno, es la semicorchea (sin acento) y corchea con puntillo (con acento). Probablemente al caminar agrupamos esta figura empezando con la corchea con puntillo y luego la semicorchea. Resultado de agrupar acentos en este sentido: relajación y alegría.

Ahora bien: nuestro lenguaje tiene distancias melódicas cercanas, he ahí que una melodía de notas vecinas nos sean más agradables que distancias o intervalos lejanos. Cantar melódicamente es anatómico por nuestro lenguaje y la misma naturaleza de nuestras cuerdas vocales.

La armonía no escapa a la anatomía. Cuando escuchamos tendemos a apreciar los sonidos simultáneos que nos sean conocidos y agradables según nuestro oído. Las cadencias armónicas nos dicen qué paisajes sonoros verticales vemos en el camino, y nos gusta caminar con cierta lógica armónica tal y como organizamos y conocemos nuestro entorno.


El timbre de la música busca imitar sonidos que conocemos, pero que resulten divertidos y sugerentes. Incluso podríamos ubicar sonidos de los instrumentos según lo sugieran sus timbres en partes de nuestro cuerpo: el oboe y el clarinete resuenan nasales  o sugieren una carcajada o llorido; la flauta y violines en nuestra voz, la percusión indeterminada en nuestro corazón, la trompeta en nuestro sistema digestivo y los labios… y así consecutivamente. La música electrónica no escapa a esta forma de pensar, pues se agrupa con esta lógica, a pesar que los timbres sean incontables.

Respecto a la afinación lo trataré en el artículo que sigue:

432 HZ.


La afinación de la naturaleza.

 

Se ha preguntado:
¿Por qué los pájaros cantan en consonancia, aunque canten melodías diferentes? ¿Cómo se ponen de acuerdo? ¿Por qué escuchar sonidos de algunos animales nos relajan? ¿Por qué los sonidos del viento suave y  la naturaleza son agradables? ¿Por qué la música del ser humano es a veces estresante aunque esté “clásicamente correcta”?

Lo invito a apagar la música de la radio, y escuchar su entorno. Luego la encienda la radio y trate de notar el desfase con su entorno. La música de la radio choca para hablar simultáneamente a esta, y es disonante. Dicho de otra manera, la música desde el siglo 20 a la actualidad exige el primer plano de su atención, y provoca que usted guarde silencio o apague la música.

Las respuestas se resumen a una: la música está afinada más alto (un 32% de semitono) que el sonido de la naturaleza. La afinación de lo que escuchamos en el mundo en que vivimos tiene una resonancia natural. Todos los animales afinan en ese eje. Nuestra música está regulada por una ley “La ó A = 440 ciclos por segundo”. De esta afinación, todos los instrumentos se afinaran en ese eje.

Por ello le invito a empezar a escuchar toda su música favorita en el eje natural “La ó A = 432hz”. Grabé en la Iglesia a la gente cantando “a capella”, en un centro comercial la gente hablando, y en una institución educativa y todos afinaron en este eje. Sólo la música afinada a 440 es disonante a este eje.
Tómese el rato y haga las pruebas.

Tutorial:
Posibilidades:


A) Afinando su música en bloque con “audacity” (http://audacity.sourceforge.net) (super recomendado)



1) Seleccione sus canciones favoritas y cópielas en una sola carpeta donde usted recuerde.

2) Descargue e instale el programa.

3) Edite una nueva secuencia de comandos en -> archivo; editar secuencias de comandos; 





Añadir; introduzca el nombre, por ejemplo “432Hz”; dé “aceptar”; Incerte “change pitch” editar parámetros -0,32% de semitono, aceptar; insertar, ExportMp3 (o el formato que guste o necesite), aceptar; aceptar. 





4) Ahora aplique el comando Archivo; seleccione 432hz; aplicar a archivos, seleccione las canciones de la capeta que ha creado en el punto 1; abrir.

5) Espere a que todo sea cambiado.

6) Disfrute en cualquier reproductor sus canciones o música favorita en el formato 432 hz.

B) Afinando cualquier sonido en el reproductor directamente. Puede dar un sonido muy ligero al efecto "chorus", pero sirve.

1) En Windows puede usar a) foobar (http://www.foobar2000.org/) = File; preferences; dsp Manager; soundtouch; agregar a Active Dsp; Configure selected; Pitch adjust -0.32; ok. 









2) Winamp, aimamp; the kmplayer (video y audio); goom player (video y audio) con el plugin “vst host dsp” y el plugin vst Pitch-Shifter ( Aplicando en fine -32). Todos son gratis.


3) Con android con maple mp3 player (gratis), ajustando pitch a -0.3

4) Con android con el programa armamp: https://play.google.com/store/apps/details?id=com.armamp&hl=es
Ajustar en "settings" "pitch" "semitones" -0,32, aceptar. 
Si tiene una dirección de una estación musical en internet, tipo "pls", ábralo con este programa, y toda la música será transportada de 440 a 432 de inmediato en tiempo real.
Gracias Wiktor Adamski por este esfuerzo y gran aporte a android.